¿Cómo se puede medir la productividad en la empresa?

By in
260
¿Cómo se puede medir la productividad en la empresa?

Desde hace muchos años, las empresas se han preocupado por la productividad de sus empleados así cómo de su medición a través de diferentes estrategias que permiten obtener unos resultados fiables en los diferentes niveles organizativos. Logrando así, medir la productividad en la empresa

El objetivo que persiguen muchas empresas con la medición de la productividad en el trabajo de sus trabajadores es obtener información objetiva y transparente sobre las posibles áreas de mejora, así como analizar el progreso de la organización de forma global para que el proceso de toma de decisiones sea lo más adecuado y adaptado a las necesidades de la empresa y de los trabajadores. 

¿Qué es la productividad empresarial y por qué es importante medirla?

Son muchos los investigadores que han tratado a lo largo de la historia de definir la productividad en el trabajo. A pesar de las diferencias entre algunas definiciones, todas ellas mantienen unos aspectos comunes. Por lo tanto, la productividad podría ser entendida como la relación que existe entre el resultado logrado por la organización debido al desempeño de las funciones y responsabilidades de los empleados entre los recursos utilizados como es el caso de la cantidad de tiempo, el número de trabajadores, cantidad de materiales empleados, etc. 

Tal como se ha comentado al principio de este artículo, son muchas las razones que pueden impulsar la medición de la productividad en la empresa. Sin embargo, estos motivos pueden ser totalmente opuestos en diferentes empresas, por lo que es importante que cada empresa conozca bien sus características y necesidades. Los más frecuentes que encontramos en las empresas son los siguientes:

  • Desarrollar nuevas estrategias que se encuentren alineadas con los objetivos estratégicos de la organización. 
  • Análisis de áreas de mejora y puntos fuertes de los procesos de la empresa con el fin de lograr maximizar los procesos y reducir costes.
  • Descubrir herramientas que sirvan de apoyo para desempeñar y agilizar las funciones y los procesos organizativos que afectan a la productividad. 

Pero…¿Cómo se puede medir la productividad en la empresa?

A pesar de la idea tradicional de que la productividad puede ser medida de manera rápida y sencilla, es necesario saber que es un constructo de compleja medición pues en él afectan diversos factores que pueden aumentar o disminuir significativamente la misma. Sin embargo, gracias al paso de los años y a las correspondientes investigaciones se conocen los tres aspectos claves de la productividad. 

En primer lugar, se encuentra la estrategia existente en la empresa. Diversas investigaciones han demostrado que definir adecuadamente un plan de acción y delimitar la estrategia organizativa está relacionado positivamente con una mayor productividad pues se optimizan 

En segundo lugar, se ha de destacar el foco, es decir, la atención que se le otorga a las funciones esenciales que aseguran el correcto funcionamiento de la empresa. Un aspecto importante para lograr focalizar los recursos en ellas es a través de la constancia.

El último, pero no menos importante, es la capacidad de la empresa referida a todos los ámbitos de la misma (organizativo, económico, material, etc.). 

Sin embargo, se debe recordar que cada empresa debe contar con una medición de la productividad ligada a las características de la organización y de los empleados, pudiendo ser totalmente diferente en una u otra empresa, incluso dentro de departamentos. Por lo que, podemos afirmar que no existe una única medida correcta y universal para cuantificar el grado de eficiencia que existe. 

3 Consejos para conseguir medir la productividad en el trabajo

Como se ha dicho antes, es importante tener en cuenta de que no existe un método eficaz y útil para todas las empresas y circunstancias. Sin embargo, sí existen algunos conceptos comunes para una correcta medición de la productividad de los empleados. A continuación, te damos algunos consejos para evitar los errores más habituales que se producen en las empresas.

1) Una vez definida la estrategia de tu empresa, debes asignar un valor a cada objetivo que se pretenda conseguir a medio o largo plazo. Para ello debes redactar una lista con todos los objetivos y, a continuación, debes atribuir un peso a cada uno de ellos según la importancia de los mismos en la consecución de la estrategia.

2) Después de realizar un análisis estadístico sobre los indicadores de la productividad, es importante conocer diferentes métodos para presentar los resultados de forma sencilla. Así, si todos los empleados logran comprenderlos es más sencillo que comprendan cómo mejorar su productividad.

3) Finalmente, es fundamental definir unos parámetros de control para cada indicador. De esta forma, se especifican las metas de cada uno de ellos, pudiendo clasificarse según diferentes grados. Además, esto ayudará a lograr un ajuste más real de la productividad de los trabajadores. 

Estos son algunos de los conceptos que se deben tener en cuenta para llevar a cabo una medición de la productividad la empresa. Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Llamando al 966 02 82 11, al 622 03 25 00 o a través de nuestro correo electrónico info@adriananton.es. Disponemos de un amplio equipo de profesionales en los despachos de Alicante, Elche y Murcia.

54321
(1 vote. Average 5 of 5)
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *