¿Qué es un Código de Conducta? Eficacia y utilidad en la empresa

By in
153
¿Qué es un Código de Conducta? Eficacia y utilidad en la empresa

La situación laboral actualmente, está provocando uno de los mayores cambios en la gestión empresarial y en las relaciones con los empleados, proveedores y los propios clientes. Esta situación ha impulsado, que muchas empresas que se han planteado implantar un Código de Conducta o Manual Interno de Comportamiento en sus organizaciones.

Estos protocolos, son herramientas a nivel interno para regular las múltiples situaciones que se pueden dar en la actividad empresarial. Especialmente persiguen actuaciones no deseadas e incluso no éticas de sus trabajadores, ya que dichos actos, pueden derivar, a una responsabilidad económica, reputacional e incluso penal.

Desde el ámbito de recursos humanos, las políticas más implantadas son las de compliance, manuales éticos y manuales de buenas prácticas. Encuadran un marco regulado de actuación, de manera objetiva por parte de los trabajadores con los demás empleados y terceros (proveedores, clientes, etc.)

Es imprescindible la adaptación de los manuales de conducta a las características y necesidades de la empresa, además de tener una herramienta de gestión para la prevención de conductas no deseadas en las empresas.

Toda relación laboral está regulada y limitada por la normativa (ya sea mediante el Estatuto de los Trabajadores, Convenio Colectivo de aplicación, Ley de Prevención de Riesgos Laborales, etc.), asegurando así los derechos y obligaciones de los empleados. Sin embargo en algunas situaciones no están bien delimitados y dejan cierto margen al empresario para que sea regulados y definidos. Por ello es importante, que contrates un experto en Derecho Laboral para poder asesorarte.

Los puntos más comunes que suele contener el Código de Conducta:

  1. Objetivos y visión del código.
  2. Conductas general y específicas.
  3. Protección de información confidencial de la empresa.
  4. Salud, seguridad en el trabajo, protocolo de acoso e igualdad de oportunidades.
  5. Cumplimiento de acuerdos y convenios.
  6. Relaciones con los empleados, proveedores y clientes.
  7. Relaciones con autoridades y funcionarios.
  8. Uso de bienes y servicios de compañía.
  9. Compromiso social y medioambiental.
  10. Conflictos de interés.
  11. Uso de las redes sociales, protección de datos, etc.
  12. Información adicional.
  13. Comunicación, control y seguimiento de las actuaciones.

Los manuales de conducta, han tenido más implantación con la última reforma del Código Penal, aprobada por la Ley Orgánica 1/2015. Se consigue una mejora en la regulación de la responsabilidad penal, que afectan a las personas físicas con la prevención de delitos que se cometen en las empresas. Esta ley concreta las responsabilidades de las sociedades, delimitando de forma coherente y más acertada, las responsabilidad de las mismas.

Los manuales de conducta exigen a las empresas implantar un sistema de control y vigilancia interna de todos los trabajadores, con el objetivo de garantizar la identificación y prevención de los posibles delitos y conductas poco éticas de los trabajadores, durante su actividad laboral en las empresas. Siempre respetando los derechos de los trabajadores.

¿Qué eficacia jurídica tienen los códigos de conducta para sancionar a los empleados?

Nuestro organismo jurídico en un principio, da validez solamente a los convenios colectivos de aplicación y a su desarrollo en la ley. Pueden ser plenamente compatibles con los códigos de conducta de las empresas, siempre que se tome en cuenta los métodos sancionadores regulados, tenemos que tener en cuenta principalmente, los convenios colectivos de aplicación y Estatuto de los Trabajadores (por el principio de tipicidad de faltas y sanciones). Siendo el objeto de sanción, en su grado máximo, el despido disciplinario del trabajador.

La jurisprudencia ha ido admitiendo, en diversas sentencias, que estos códigos de conducta, se integren en los principios de la buena fe contractual y del cumplimiento de las normas de la empresa.

Siempre es recomendable revisar todos los puntos del código de conducta, así como su procedimiento de actuación y que sea conocido por todos los trabajadores. Así podrá evitarse consecuencias no deseadas o normativas incompatibles en nuestro código de conducta. 

Si necesitas ayuda para la redacción o revisión de tu manual de conducta, puedes ponerte en contacto, ya que siempre es necesario un asesoramiento proactivo en Derecho Laboral antes que se produzca la situación no deseada en la empresa. Puedes encontrarme en los despachos de Elche, Alicante y Murcia.

54321
(2 votes. Average 5 of 5)
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *